Caxirola: la vuvuzela de Brasil 2014


Cuanto se trata de vender, no hay parámetros conocidos, ni limites que establezcan ciertas pautas para las grandes organizaciones. Y si de organizaciones tenemos que hablar, el Mundial a desarrollarse en Brasil 2014 no es ajeno al tema. Toda Copa del mundo representa un momento único, no solo a nivel futbolístico y cultural, también en el marco económico. Se mueven millones, antes, durante y hasta después de jugada la cita mundialista.

Y dentro de esos millones, una parte, no la principal pero si muy importante, es generada por el merchandising, característico de todos los Mundiales. ¿Quién no estuvo en contacto con él? nadie. Todas las empresas, fiel al sistema capitalista, venden y venden, mientras las personas comunes y corrientes consumen. Sucede en fiestas globales, como en navidad, fin de año, ¿Por qué no sería así en este evento de enorme magnitud? y con más razón si consideramos que el trayecto entre un Mundial y otro es de cuatro años. No se debe desaprovechar esta oportunidad.

Por eso, además de los típicos gorritos, cornetas, casacas, banderas, (lo más común que podemos encontrar), ahora también, parece que se han esforzado en contar con un instrumento, llamémosle musical, oficial de cada Mundial. Si, parece que tener canción, pelota, y mascota oficial no basta. ¿De qué estoy hablando? de las caxirolas. Una especie de maraca que emite diversos sonidos y que viene a reemplazar a las vuvuzelas de Sudáfrica 2010.

El nuevo instrumento fue presentado hace algunas semanas por la presidente de la nación organizadora, Dilma Rousseff, quien afirmo: "ya forma parte del fútbol y también de la inmensa capacidad de nuestro país de hacer un instrumento mucho más bonito que la vuvuzela que se usó en la pasada edición del Mundial".

La herramienta musical diseñada por Carlinhos Brown esta inspirada en el "Caxixi", una maraca de origen indígena muy utilizada en la música popular brasileña.

Ahora bien, hay un pequeño detalle que se les escapo a la mandataria brasileña y al artista Carlinhos Brown, las nuevas maracas pueden y fueron utilizadas como elementos contundentes, con el fin de dañar a los jugadores. Hace dos semanas, se las presento en el estadio Fonte Nova, en la final del campeonato regional entre el Bahía y el Vitória, los dos principales equipos de la ciudad de Salvador. Y dicho encuentro fue protagonista de una lluvia de caxirolas al césped, arrojadas por una parcialidad del Bahía en protesta por el mal desempeño de su club.

Tras lo sucedido, estos instrumentos fueron designados a una lista de "objetos prohibidos" en la que figuran bebidas, artilugios puntiagudos, armas o cascos, entre otros, según un comunicado de la Policía Militarizada de Bahía. Por lo que la FIFA y el Comité Organizador Local del Mundial declararon en busca de tranquilizar las aguas: "las caxirolas quedaran parcialmente fuera de los estadios por cuestiones de seguridad mientras se estudiara su uso".

Estudiando su uso no evitaran que los inadaptados de siempre arrojen elementos contundentes a los jugadores. Pero sería un error suponer que la FIFA y el Comité no saben esto. El tema pasa por otro lado, se fabricaron más de 50.000 caxirolas, se publicitaron, todo eso llevo una inversión importante, ¿acaso van a ser tan estúpidos de tirar la plata a la basura? no señores, tal como anunciaron: "quedaran parcialmente fuera de los estadios", pero ni bien quede atrás "la revuelta de las caxirolas" que hoy está en boca de todos los medios, volverán a la carga, los locales se llenaran de estos objetos a la venta, y uno que otro policía se hará el boludo en los cacheos de los estadios. Fútbol señores, negocio. Nada más que decir.

4 comentarios:

  1. Dejan en oviedad que no estan preparados para organizar un mundial hermanos brasileros, ya que a este bochorno de sus caxirolas sumenle la mala organizacion tanto en la final de La Copa Sudamericana como en el partido que jugo Mineiro-Arsenal por Copa Libertadores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay muchas cosas para preocuparse, pero ahora están a tiempo de ocuparse, veremos con el correr de los meses como avanzan las cosas en Brasil.

      Eliminar
  2. Era sabido, esas porquerias son practicamente una piedra. Es el objeto contundente que mas se adapta a la mano para revolearlas a la cancha. Mal mal..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si vamos al caso, las vuvuzelas podían ser arrojadas tranquilamente, no pasa por el objeto en si, sino por quien lo tira.

      Eliminar